¿Está mi hijo preparado para hacer un curso de inglés en el extranjero?

Todos los padres queremos que nuestros hijos e hijas completen su formación con el aprendizaje de inglés ya que es la lengua más usada en comunicación internacional. Sabemos por experiencia que su dominio es fundamental en reuniones de trabajo, entrevistas, publicaciones, en la red, etc. Por tanto, la importancia que le damos está totalmente justificada si queremos que accedan a un futuro profesional más cualificado y se integren en una sociedad cada vez más global.

Los campamentos de verano en el extranjero son una oportunidad para aprovechar el tiempo de vacaciones mientras aprenden y disfrutan de una experiencia única. Los chicos y chicas están expuestos a la lengua 24 horas, el aprendizaje se realiza entre iguales y en un ambiente lúdico lo que les ayuda a vencer su timidez.

Es fundamental informarse bien antes de lanzarse. La organización que contratemos debe contar con experiencia en la realización de estos programas como es el caso de English Matters que cuenta con una experiencia de más de 20 años. También deben proporcionarnos un programa de referencia del curso que va a seguir nuestro hijo o hija así como los servicios incluidos. Un buen programa debe incluir entre 15 y 20 horas semanales de clases de inglés. Si el chico o chica asiste, por ejemplo, durante 3 semanas, el aprendizaje recibido equivaldría al de todo el curso escolar. Teniendo en cuenta que durante el resto del día, ponen en práctica lo aprendido en las distintas actividades organizadas, no hay duda de que la estancia será fructífera además de divertida.

Basándonos en nuestra experiencia, creemos que la edad más adecuada para realizar un curso de jóvenes en el extranjero es a partir de los 13 años. Ya que a esta edad los chicos y chicas están psicológicamente preparados para separarse durante varias semanas de su familia.

El entorno en el que se desarrolla el curso, también puede ser decisivo. English Matters garantiza un ambiente de seguridad para los alumnos y alumnas tanto si el programa es con alojamiento en familia o con alojamiento en residencia. Según el destino, el alumno puede alojarse en el mismo centro de estudios, a una distancia a pie del centro o tendrá que acudir en transporte público. Nuestro principal objetivo es conseguir que nuestros estudiantes y sus familias disfruten de las mejores y más felices experiencias con nuestros cursos, a nivel lingüístico y humano.

La competencia lingüística de una segunda lengua se verá favorecida cuanto más avanzadas sean las habilidades lingüísticas y el entendimiento cultural de dicha lengua por parte del alumno. Por ello, es un plus integrar el aspecto cultural en el programa  mediante las visitas y excursiones a lugares de interés cultural, arqueológico y artístico.

Si tu hijo o hija tiene entre 13 y 17 años, es el momento. Sólo tiene que informarse bien y elegir el programa más adecuado para él o ella. Puedes consultar en la web toda la información sobre nuestros programas para jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *